10
03
2020

Whang-Od, la última mambabatok

Nació el 17 de febrero de 1917, y este año hace 103 años. Ella es una legendaria artista del tatuaje filipina considerada como la última mambabatok (maestro tatuador tradicional de Kalinga) de la gente de Butbut en Buscalan Kalinga, y la artista de tatuajes más antigua de Filipinas.

WHANG-OD, LA ÚLTIMA MAMBABATOK

Ella ha estado tatuando a los pueblos indígenas de Butbut por más de 80 años. La única manera de llegar hasta la aldea de Buscalan, el hogar de Whang-Od, es atravesando un estrecho sendero entre la jungla y las montañas, no hay una carretera ni un medio de transporte que llegue hasta allí. Hasta hoy el reino de los kalingas se ha mantenido alejado del mundo preservando su propia cultura.  Solo una vez por semana un Jeep transporta a los viajeros de la ciudad a la aldea.

Whang-od aplica el batok (el tatuaje tradicional hecho a mano) a los turistas que visitan Buscalan. Usa tinta compuesta de una mezcla de carbón y agua que se introducirá en la piel a través del extremo de una espina de un árbol de calamansi o pomelo. La antigua técnica del batok se remonta a mil años y es relativamente dolorosa en comparación con otras técnicas modernas convencionales. Solo hace diseños encontrados en la naturaleza y formas geométricas básicas.

Según la tradición, sus habilidades de tatuaje solo se pueden heredar a través del linaje. Whang-od cree que, si alguien fuera de la línea de sangre comienza a tatuar, el tatuaje se infectará. Ella entrena a Grace Palicas, su sobrina nieta, e Ilyang Wigan, otra sucesora de la línea de sangre, para continuar su trabajo de tatuaje.

WHANG-OD, LA ÚLTIMA MAMBABATOK

Técnica Batok

Se cree que el Batok se ha practicado durante mil años. Se utiliza una espina afilada sujetada a un palo, donde el palo es mojado en una tinta especial a base de hollín que penetra en la piel en pequeños golpes realizados con un mazo de bambú, a mano alzada. Los diseños tradicionales provienen de los símbolos de la naturaleza y figuras geométricas significativas para la tribu Butbut, una comunidad indígena que vive en el pueblo de Buscalan.

En la antigüedad la tribu era conocida por su cultura de caza de cabezas. Los guerreros lucharon por la tierra y el honor para proteger a su tribu y el pueblo. Cortaban las cabezas de sus enemigos y, como recompensa, recibían tatuajes que irradiaban valentía cuando regresaban a su aldea.

batok

Las mujeres también recibieron tatuajes como rito de paso y de belleza. Sus tatuajes transformaban a las niñas en mujeres. Cuantos más tatuajes tenía la mujer, más atractivas para los hombres. Algunos ancianos creían que los tatuajes también podían curar la infertilidad y varias enfermedades. La cultura de la caza de cabezas y el combate desapareció lentamente debido a la modernización y las influencias religiosas.

tatuajes-de-tus-besos-llevo-en-todo-mi-cuerpo

Comment
0

Leave a reply


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies