30
03
2020

Ötzi, Amunet, Pazyryk son algunas de las momias tatuadas más antiguas

A finales de 1991, los titulares de los periódicos de todo el mundo llenaban sus portadas con el hallazgo de un hombre tatuado de más de 5000 años. Hoy en día lo conocemos como Ötzi.

Ötzi fue encontrado congelado en una montaña en los Alpes. Según cuentan, una tormenta de nieve lo sorprendió mientras estaba cazando. Es el único cuerpo de un hombre de la Edad de Bronce mejor conservado hasta el momento.

El cuerpo de Ötzi es muy interesante porque tiene varios tatuajes: una cruz en el interior de la rodilla izquierda, seis líneas rectas de 15 centímetros de largo por encima de los riñones y numerosas líneas paralelas en los tobillos. Se cree que seguramente esos tatuajes fueron realizados con una finalidad terapéutica.

El orígen de los tatuajes

Detalle de uno de los tatuajes de Ötzi. Fotografia de Robert Clark, Nat Geo Image Collection.

Se han encontrado otras momias tatuadas en muchas partes del mundo. Una de las momias mejor conservadas es Amunet, quien fue una sacerdotisa de la diosa Hathor. Como curiosidad, hasta la fecha, todas las momias del antiguo Egipto que se han encontrado con tatuajes en sus pieles, son mujeres, aunque no se puede afirmar que los hombres no se tatuaran.

el origen de los tatuajes

Detalle de uno de los tatuajes de Amunet. Fuente: Ministry of Antiquities

En Libia, también se han descubierto momias tatuadas. Algunas momias masculinas tienen imágenes tatuadas relacionadas con la adoración al sol, y otras momias  tienen  pictografías que simbolizaban a Neith, una feroz diosa que conducía a los guerreros en la batalla.

El primer tatuaje conocido que es una imagen de algo, en vez de ser  una imagen abstracta, representa al dios Bes. En la mitología egipcia, Bes es el lascivo dios de la fiesta, era el dios patrón de las bailarinas y los músicos. Este dios muchas veces era retratado en muchas obras de arte egipcias como un enano feo parecido a un mono con una piel de animal. Esta imagen se encuentra en estelas y jarrones, mientras que en los amuletos a menudo se le representa como un falo. La imagen de Bes aparece como tatuaje en los muslos de bailarines y músicos en muchas pinturas del antiguo Egipto, y se han encontrado tatuajes de Bes en momias nubias femeninas que datan de alrededor del 400 AC.

También se han descubierto momias con tatuajes en América del Sur. En 1920, los arqueólogos en Perú desenterraron momias incas que datan del siglo XI. Como no hay ningún registro escrito se sabe poco sobre la importancia de los tatuajes dentro de la cultura de los incas, pero la naturaleza elaborada de los diseños sugiere que el tatuaje inca experimentó un largo período de desarrollo durante el período anterior.

El origen de los tatuajes

Detalle de uno de los tatuajes de la Dama de Cao. Fuente: Complejo Arqueológico El Brujo

En 1948 un antropólogo ruso descubrió una momia elaboradamente tatuada cuando supervisaba la excavación de un grupo de tumbas en Pazyryk. Los Pazyryk fueron formidables jinetes y guerreros de la Edad del Hierro, que habitaron en las estepas de Europa del Este y Asia Occidental desde el siglo VI hasta el siglo II a. C.

Las tumbas de Pazyryk se encontraban en un estado de conservación casi perfecto. Contenían esqueletos y cuerpos intactos de caballos y humanos embalsamados, junto con una gran cantidad de artefactos.

El descubrimiento más notable fue el cuerpo de un jefe Pazyryk tatuado. Era un hombre de complexión poderosa que había muerto cuando tenía unos 50 años. Partes del cuerpo se habían deteriorado, pero gran parte del tatuaje todavía era claramente visible. El jefe estaba elaboradamente decorado con una serie de diseños entrelazados que representaban una variedad de bestias fantásticas.

En el verano de 1993, se descubrió otra momia Pazyryk. Había sido enterrada hace más de 2400 años en un ataúd creado a partir del tronco ahuecado de un árbol. Poco después del entierro, la lluvia helada aparentemente inundó la tumba y todo el contenido de la cámara funeraria se congeló. El cuerpo que se encontró era el de una mujer joven cuyos brazos habían sido tatuados con diseños que representan criaturas míticas similares a las de la momia descubierta anteriormente.

Origen del tatuaje

Detalle de la Dama de Hielo, una de las momias Pazyryk. Fuente: Terrae Antiqvae

El tatuaje es mencionado por un notable número de escritores griegos y romanos, incluido Heródoto, Plutarco, Platón, Séneca, y muchos otros. Los griegos y romanos respetables no se permitían tatuajes decorativos, que asociaban con los bárbaros. Sin embargo, los griegos aprendieron la técnica de los persas y la usaron para marcar esclavos y criminales con la finalidad de que pudieran ser identificados si intentaban escapar. Los romanos a su vez adoptaron esta práctica de los griegos. Más tarde, los romanos también empezaron a usarlos en el ejército, para poder identificar a los desertores.

El emperador romano Constantino proclamó que un hombre que había sido condenado a luchar como gladiador o a trabajar en las minas debía tatuarse en las piernas o en las manos, pero no en la cara, «porque la cara, que se ha formado a la imagen de la belleza divina, se contamine lo menos posible«.

En el 787 d. C., el papa Adriano prohibió cualquier tipo de tatuaje, y los papas que lo siguieron continuaron con la misma “tradición”. Es por esto que el tatuaje paso a ser algo clandestino y desconocido hasta el siglo XIX.

Podemos concluir con estos ejemplos, que el tatuaje es algo que se practicó a lo largo del tiempo y alrededor del mundo, en muchas culturas.

Comment
0

Leave a reply


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies